El cáncer de ovario es una enfermedad mortal, pero también silenciosa.

Silenciosa enfermedad femenina que mata al 70 % de sus víctimas
Silenciosa enfermedad femenina que mata al 70 % de sus víctimas | Fuente: Stephen Morris | Fotógrafo: Stephen Morris

El cáncer de ovario es una enfermedad mortal, pero también silenciosa. Este padecimiento se confunde –la mayoría de las veces– con colitis; además de que el diagnóstico correcto tarda en aparecer entre 6 y 12 meses. Por lo que evitar las muertes por cáncer de ovario se ha convertido en un desafío de poco éxito.

La mayoría de las mujeres a quienes se les detecta cáncer de ovario a tiempo puede vivir más de 5 años; sin embargo, sólo 30 % de las afectadas siguen vivas después de ese periodo de tiempo, advirtió Dolores Gallardo, radióloga y experta del Instituto Nacional de Cancerología (Incan).

Entonces, ¿cómo detectarlo a tiempo para lograr la mayor calidad de vida posible? Durante una conferencia con motivo del Día mundial contra el Cáncer de Ovario (8 de mayo), se señaló que la realización del ultrasonido transvaginal es sumamente necesario cada seis meses en el caso de las mujeres con antecedentes familiares con males en mama y ovario, o cada 12 meses en aquellas diagnosticadas con colitis.

Por lo tanto, los primeros síntomas a los que se les debe poner atención para descartar el cáncer de vario son sumamente parecidos a los de la colitis. Es decir, episodios de diarrea, estreñimiento y distensión abdominal muy frecuentes o de difícil control.

Síntomas

Distensión abdominal o hinchazón: si estas molestias son recurrentes se debe acudir al médico.

Estreñimiento: los calambres, la indigestión o el dolor abdominal frecuente pueden ser una señal de alerta.

Dolor pélvico: es uno de los síntomas que pueden identificar la enfermedad, en especial si es un dolor intenso y constante.

Dolor de espalda: justamente en la parte baja de la espalda, puede ser una manifestación de cáncer de ovario.

Micción incontrolable: sentir muchas ganas de orinar la mayoría del tiempo es una señal de que algo no está bien; al igual que sufrir de dolor y/o ardor al ir al baño.

Pérdida de peso: si se pierde mucho peso inexplicablemente es un indicador de que el organismo está sufriendo.

Fatiga: sentirse sin energía, cansada y débil todos los días en todo momento no es para nada normal y podría ser un síntoma de la enfermedad.

Dolor durante el acto sexual: si la penetración causa dolor es importante consultar al doctor.

Fuente: Cultura Colectvia