¿Qué le gusta hacer a cada signo en la cama? Así eres en el sexo, según los astros.

Horóscopo sexual.
Horóscopo sexual. | Fuente: Difusión

La sexualidad es una parte muy importante de tu vida, por eso es importante que te conozcas 100%. Te dejamos una ayuda para que tengas claro cómo eres y qué te gusta (sexualmente hablando, claro) a través de tu signo del zodiaco.

Una importante de nuestra vida es la sexualidad, por ello debemos conocernos al 100% y saber qué cómo eres en la cama y que te gusta hacer, sexualmente hablando, según tu signo zodiacal.

Por ello, te ayudamos a descubrir el kamasutra del zodiaco para disfrutar en pareja, según detalló la astróloga Nadir Otermin al diario Clarín:

Aries. Dominantes, aman tomar la iniciativa y tener el control. Para los hombres, la postura del perrito es una experiencia inigualable; para las mujeres, no hay nada mejor que estar sobre su pareja y tener el control absoluto de todos los movimientos. Signo de la acción apasionada, es lanzado, temerario e impetuoso. Lo suyo es la conquista, sea varón o mujer llevará la iniciativa. Los amores les duran poco, pero eso no les importa. Les gustan las relaciones ardientes, atrevidas y el sexo frenético. Con ellos se disfruta de sesiones múltiples de sexo intenso pero rápido. Es común que a lo largo de su vida los arianos vivan relaciones turbulentas o amores que les traigan dificultades.

Tauro. Sensuales y calmados, los de este signo aman una previa larguísima. Ellos prefieren estar abajo y ellas, después de una prolongada sesión de caricias, eligen las posturas más clásicas. Su naturaleza es tan fuertemente sensual y sexual que puede llevarlos a los excesos. Estos nativos no están a la búsqueda de la variedad en el amor o de nuevas experiencias, son de sentimientos profundos y fuertes. Sin embargo, pueden inclinarse fácilmente a la posesión afectiva. Son especialmente sensibles a los sentidos, les atraen las texturas suaves, los masajes con aceite perfumado y todo aquello que sea apetitoso y huela bien. El sexo y la comida son para ellos una gran fuente de placeres sensoriales.

Géminis. Les encantan las fantasías y las nuevas experiencias: juguetes y accesorios siempre están a la orden del día. Les gusta llegar al clímax lentamente. Curiosos e imaginativos, necesitan una pareja con variedad de ideas e iniciativas o, por qué no, variedad en las parejas. Son duales e infieles por naturaleza, les gusta investigar, cambiar y experimentar en busca de un ideal teórico difícil de alcanzar. El sexo para ellos empieza en la cabeza. Son desinhibidos e imaginativos, les gusta probar de todo, son expertos en juguetes sexuales y poses nuevas. Hablan cuando practican el sexo y hablan cuando dejan de practicarlo.

Cáncer. Son buenos amantes, sensuales, fantasiosos e imaginativos. Se inclinan por el sexo oral. Son tan emotivos que puede llegar a los excesos. Sus sentimientos son profundos, pero cambiantes, aunque es capaz de ser tenaces y fieles en lo que a afectos concierne. Caprichosos, suelen experimentar cambios importantes en sus relaciones. Tanto el hombre como la mujer son protectores, hogareños y prefieren la intimidad del “nido”. ¡Cuidado! con su mal humor, rencores y con los reproches.

Leo. Aman el protagonismo. Son fetichistas y buscan el placer por sobre todo. Les gusta filmarse, mirarse y mejor si pueden hacerlo en algún lugar diferente al dormitorio. Las mujeres de Leo prefieren ir arriba. Como corresponde a una persona de Fuego, los Leo quieren acción. Sus afectos y emociones son encendidos. A Leo le encanta el juego previo, un espejo bien ubicado en el dormitorio donde se pueda reflejar su ondulante melena nunca estará de más. Así como el Sol es el centro del universo, a Leo le gusta que el mundo gire a su alrededor. Su naturaleza generosa hará que su amante se sienta también especial. Leo requiere de una compañía que le siga el ritmo. En las relaciones es dominante y le gusta tener todo bajo control.

Virgo. Son clásicos. No les gustas los perfumes ni los afrodisíacos ni nada extra. Van a lo sencillo. A los dos, hombres y mujeres, les gusta el clásico misionero. Son poco sentimentales y afectuosos, algo rencorosos y además son celosos a causa de su inseguridad. Son muy perfeccionistas, les cuesta mucho encontrar a la persona ideal, ya que siempre encuentran defectos en la pareja. Para despertar el amor de Virgo se necesita mucha educación, buenos modales, higiene y limpieza, nada de olores, ni de ruidos, ni de gestos ni de vicios. Hay que darle seguridad económica, seguridad afectiva y limpieza y aún así pueden no estar conformes, son críticos y exigentes.

Libra. Son muy curiosos y dejan volar su imaginación. A ellos les gusta tener sexo con mucho amor. Buscan lo romántico siempre. Más allá de la postura que elijan, les importa los detalles externos: iluminación, perfumes, ropa interior. Libra tiene mucha necesidad de simpatía, amor y entendimiento ya que suelen ser fácilmente alterables y cambiantes. Son románticos y, generalmente, van de amor en amor, aunque pueden ser fieles si llegan a encontrar la pareja adecuada. A Libra le encanta la seducción, el juego previo y las charlas que desembocan en acción. Son amantes de lo poético y toman iniciativas. No hay ningún signo con tanta voluntad como Libra para evitar hechos desagradables, prefieren ignorar todo tipo de fealdad y construir un mundo de acuerdo a su propia imaginación.

Escorpio. Salvajes, siempre tienen la libido a tope y disfrutan al máximo del sexo. Siempre tratan de buscar el desafío porque eso les provoca un placer infinito. Son románticos, receptivos, tiernos y magnéticos; sus sentimientos son profundos pero egoístas. En el amor más que entregarse, tratan de poseer. Son insaciables, nunca creen que los quieren lo suficiente, siempre necesitan más. Los Escorpio necesitan ser tocados con cierta asiduidad, necesitan el tacto, que les rocen la piel o que los acaricien. En el amor, son de pocas palabras, en esta área de la existencia es donde se muestran más apasionados. Su nivel de deseo es superior a la media, pero su mítica potencia sexual se desvanece en la convivencia, pues siempre tiene motivos para enojarse por celos u otras cuestiones que no son más que excusas para recuperar su apasionamiento. A menudo utilizan el sexo para seducir y controlar.

Sagitario. Como son místicos, les gusta leer sobre sexo. Tanto a hombres como mujeres les gusta la posición en que se arrodillan enfrentados; ella, con las piernas separadas; el, juntas y, así, abrazados, llegar al clímax. Sagitario es un signo abierto, filosófico y con un profundo idealismo y amor por la libertad. Como sucede con los otros signos de Fuego son ardientes y apasionados. Su natural afán por aprender lo vuelve un amante muy curioso. Optimistas y entusiastas, son seductores e inquietos. Siempre están en busca de aventuras, pueden ser demasiado temerarios y faltos de tacto, pero su honestidad sin reparos lo convierte al mismo tiempo que en amante, en un buen amigo y compañero. Entiende la pareja con cierto grado de independencia en la que cada uno pueda ser y hacer lo que desea. Necesitan ejercicio regular en la cama y fuera de ella.

Capricornio. Pragmáticos también a la hora del sexo, no les gusta perder el tiempo. Los juegos previos no siempre son bienvenidos y las relaciones sexuales suelen ser rápidas y fugaces. A los hombres les gusta estar sentados y que su pareja se siente en ellos, pero dándoles la espalda. Las mujeres prefieren estar boca arriba con las piernas levantadas. Los nativos de Capricornio nacen “jefes”, no se contentan con manejar su vida y la de su pareja, quieren hacerlo con todos los demás. Es un signo ambicioso y decidido, dispuesto a hacer lo necesario para lograr lo que quiere también en el amor. Muy reservados, manifiestan poco sus sentimientos, les cuesta sentirse queridos, son de difícil equilibrio emocional y desconfiados. Pero detrás de un aparentemente frío Capricornio se encuentra un ardiente fuego interior. Cuando entrega su amor, es un amor total y trabaja duramente para conservarlo. Suelen padecer dolores de rodilla y articulaciones, unos masajes con aceite tibio para descontracturar esas zonas harán maravillas a la hora del amor.

Acuario. Para los nacidos bajo este signo, el erotismo es algo fundamental. A él le gusta estar parados y que ella le rodee la cadera con las piernas mientras él la sostiene por la cintura. Y ellas prefieren estar arriba. Son personas, divertidas, imprevisibles y desapegadas. Por lo general no son demasiado románticos ni emocionales, pero cuando se enamoran entregan todo, les fascina lo raro, lo exótico, lo original. No tienen inhibiciones ni tabúes a la hora del amor, pueden ser, por eso, algo exhibicionistas. Como norma general, tampoco son celosos ni posesivos. Los cautiva la inteligencia y las ideas de avanzada, pero necesitan una pareja que los ayude a contactarse con sus sentimientos más íntimos y les enseñe cómo dejar de lado el frío análisis mental.

Piscis. Románticos y apasionados, son “trabajadores” y nunca bajan los brazos. La seducción previa es fundamental y, sin vergüenzas, se animan a todo: disfraces, accesorios, juguetes. Si pueden elegir, para ambos, el sexo oral es lo que prefieren. Son las personas más emotivas y sensuales del zodiaco. Son románticos, receptivos, tiernos, magnéticos, misteriosos e infieles. Las relaciones románticas tienen una influencia muy notable en la vida de los piscianos, cuyas emociones corren muy profundas. Poseen una naturaleza sensible y espiritual, sus relaciones se caracterizan por la imaginación, la sensibilidad y las emociones intensas. A la hora del amor se entregan por completo. El juego sexual en el agua es su mayor fantasía.