Es importante que te acepten tal y como eres, y que no te obliguen a cambiar tu identidad. | Fuente: www.shutterstock.com

¿Cómo actuar si tu pareja no te deja salir con la ropa que a ti te gusta?

No permitas que la inseguridad, ni los celos de tu pareja controlen tu forma de vestir.

Todo lo que eliges usar, como la ropa, accesorios, perfume, peinados o zapatos, reflejan algo de tu mundo interno, ya que es la forma más clara y tangible de contarles a los demás cómo eres o cómo te sientes realmente. Muchas veces, no es algo que lo hagamos de forma consciente, pero estamos contantemente buscando diferentes formas de expresión, y la forma de vestir es una de ellas.

El problema está cuando escuchamos frases como: “si estás pensando salir así a la calle, estás muy equivocada”, “si te pones eso, no sales”, “te cambias de ropa o no salimos”, “seguro te pones eso para provocar a otros hombres”, entre otras. En este caso, muchas parejas, en especial adolescentes y jóvenes que aún están formando su propia autonomía y confianza, buscan controlar a la pareja.

Sin duda, la imagen que proyectas y la forma de vestir se conectan con tu interior y es por esta razón que no puedes permitir que nadie te controle, te imponga o te prohíba usar la ropa que desees. Cada una es dueña de su propia imagen y no debe existir ninguna razón que te haga pensar de otra manera.

Cada una es dueña de su propia imagen y no existe ningún impedimento para pensar que puedes ser juzgada por alguien. | Fuente: www.shutterstock.com

¿Cuáles son las prendas más criticadas? Básicamente, los reclamos de los enamorados o novios aparecen cuando las mujeres usan polos escotados, vestidos muy apretados o faldas muy cortas. Muchos adolescentes juzgan ello como un interés de su enamorada por querer atraer a otros, mientras que para ella, se trata tan solo de sentirse bien consigo misma. Ante ello surge una situación de desencuentro que debe ser abordada adecuadamente.

Es importante que te acepten tal y como eres, y que no te obliguen a cambiar tu identidad. Todas las personas tienen sus propios deseos, gustos, necesidades e inquietudes que pueden ser diferentes a los de la pareja, pero para construir una relación sana es necesario que se respeten esas diferencias y que cada uno conserve su autonomía e independencia. Por ello, si alguien intenta cambiar tu forma de vestir, es como si metafóricamente intentara cambiar tu personalidad, gustos, pensamientos, y forma de ser.

Si ambos se conocieron con gustos y preferencias determinadas, y hoy tu pareja quiere que cambies tu estilo, o la ropa que usas, es porque está revelando una conducta de manipulación, control e inseguridad. Amor no es permitir que alguien te diga qué ponerte, ni cómo usarlo, ya que solo tú decides como mostrar tu imagen a través de tu cuerpo y ropa.

Solo tú decides como mostrar tu imagen a través de tu cuerpo y ropa. | Fuente: www.shutterstock.com

Para evitar discusiones, la mejor opción es entablar una buena comunicación, pues no se trata de ceder ni renunciar a tu personalidad. Cada quien decide y elige qué es lo que quiere proyectar al mundo con su imagen y en ésta, como en todas las demás áreas de tu vida, tienes toda la libertad de elegir.

Estas y otras informaciones las compartimos en el marco de la campaña “La violencia se pinta de amor. ¡Date cuenta!”, por el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) y Radio Corazón. Para más información visita www.laviolenciasepintadeamor.com